04 de Agosto del 2024

Dios manda a comer pan.

Dios manda a comer pan.


Última Actualización: 12/07/2024 19:42 Nro de Vistas: 81

A continuación, encontrarás varias ideas de como compartir este mensaje a los niños. Escoge las ideas que sean mas aptas para la escuela dominical de tu iglesia. 

Descargar lección para imprimir

TEXTO PRINCIPAL

1 Reyes 19: 1-18,
 

El texto de lectura en el calendario liturgico es Juan 6: 35-51 siguiendo el tema de Jesús siendo pan de vida. Para la escuela dominical hemos optado por uno de los textos de lectura.

Textos de lectura 
Salmos 34: 1-8, Efesios 4: 17-5: 2 

Versículo Bíblico

Elías comió y bebió y recuperó sus fuerzas, y con aquella comida pudo caminar durante cuarenta días con sus noches, hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.

1 Reyes 19:8

Puntos claves

La reina Jezabel quiso matar al profeta Elías y Elías huyo con miedo.

Cuando Elías se quedó sin fuerzas y sin animo, un ángel vino con pan para darle nuevas fuerzas.

Recuperado con fuerzas, Elías puede encontrarse con Dios, escuchar su palabra y seguir su voluntad.

Visualizar

Como adultos somos muy verbales y damos mucha importancia a las palabras que decimos. Por el contrario, los niños aprenden con todos sus sentidos. Para lograr un mejor aprendizaje en los niños es importante no solo basarnos en la enseñanza verbal, sino enseñar con todos los sentidos. Si usamos recursos visuales al contar  la historia podremos notar una mejora en el proceso de aprendizaje de los niños. A continuación encontrarás ideas de la visualización abajo. 

Opción 1: Franelógrafo

Escena uno: Elías durmiendo debajo de un arbol.

Escena dos: El ángel viene con pan y agua.

Escena tres: Elías en la cueva esperando Dios

Lección 2 en año 2 trimestre 4 en el manual de Betty Lukens cuenta la historia sobre Elias Oyendo a Dios. Se puede usar este lección para una mejor explicación del uso de franelógrafo.

Opción 2: Mostrar imágenes

Encontrar imágenes de la historia en imagenesbiblicasgratis.com. Se puede mostrar las imágenes en pantalla o escoger algunas para imprimir. Son hechos por FreeBibleimages

 

 

 

Motivación

Armar una rompecabeza de pan mostrando las historias relacionadas con el pan.

Explicar:

Hace dos semanas escuchábamos que Jesús multiplicaba panes y peces y dio de comer a una multitud. Hoy y los siguientes domingos vamos a hablar más sobre lo que la Biblia habla de pan. 

 

Pegar el tercer pedazo en la pared. SI no se ha pegado los primeros en la anterior clase, puedes pegar todos y repetir las historias.

El primer pedazo es del milagro de los panes y peces.

El segundo pedazo es cuando la gente buscaba a Jesús por haber visto el milagro del pan y Jesús dice: "yo soy el pan de vida".

El tercer pedazo es de la historia de hoy.

 

Descargar PDF rompecabeza

Qué nos dice la Biblia

Hoy vamos a escuchar una historia del antiguo testamento. Se encuentra en el libro de los Reyes. ¿Conocen algunos de los reyes de Israel? Los más conocidos eran Saul, David y Salomo. Después de ellos vinieron más reyes que no son tan conocidos. Algunos de los reyes siguieron la voluntad de Dios, otros no. Y la voluntad de Dios pudieron saber si escucharon lo que les decían los profetas. El  rey Acab y la reina Jezabel eran de los que no seguían la voluntad de Dios. Y están molestos con el profeta Elías. Jezabel mandó un mensajero a Elías diciendo: «Te aseguro que mañana a esta hora te mataré, tal como mataste a esos profetas de nuestros Dioses. Si no tengo éxito que me castiguen los dioses».

 Elías se asustó tanto al escuchar esto que escapó para salvar su vida, llevando consigo a su siervo. Se fueron a Berseba que está en Judá, y Elías dejó a su siervo allí.  Entonces Elías caminó todo el día por el desierto, se sentó debajo de un arbusto y con ganas de morirse, dijo: «¡Ya basta, SEÑOR! ¡Déjame morir, que no soy mejor que mis antepasados!»

Entonces Elías se acostó ahí debajo del arbusto y se quedó dormido. Un ángel se acercó a Elías, lo tocó y le dijo:

—¡Levántate y come!

 Elías vio que muy cerca había un pan cocinado sobre un fuego de carbón y una jarra de agua. Elías comió y bebió y luego se volvió a dormir.

Más tarde, el ángel del SEÑOR se le acercó otra vez y tocándolo le dijo:

—¡Levántate y come! Si no lo haces, no tendrás las fuerzas necesarias para el viaje.  Así que Elías se levantó, comió y bebió. La comida le dio suficientes fuerzas como para caminar 40 días y 40 noches hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.  Ahí Elías entró en una cueva y se quedó toda la noche.

Entonces el SEÑOR le dijo a Elías:

—Elías, ¿por qué estás aquí?

Él le contestó:

—SEÑOR Dios Todopoderoso, yo siempre te he servido lo mejor que he podido, pero los israelitas han roto el pacto que tenían contigo. Destruyeron tus altares y mataron a tus profetas. Yo soy el único de tus profetas que ha quedado con vida y ahora a mí también me buscan para matarme.

Entonces el Señor le dijo:

—Ve, y ponte de pie delante del monte ante el SEÑOR y yo pasaré delante de ti.

Entonces pasó el SEÑOR y sopló un viento tan fuerte que rompió una parte del monte y desprendió grandes piedras delante del SEÑOR, pero el SEÑOR no estaba en el viento. Después del viento, hubo un terremoto, pero el SEÑOR tampoco estaba en el terremoto.  Después del terremoto pasó un fuego pero el SEÑOR tampoco estaba en el fuego. Después del fuego, se escuchó un sonido muy suave.  Cuando Elías lo escuchó, se cubrió la cara con su manto. EN el tiempo del antiguo testamento era necesario cubrir la cara para no ver a Dios. Porque ver a Dios podía significar que morirías. Elías entiende que Dios vino y se cubrí y se paró en la entrada de la cueva y una voz le dijo:

—Elías, ¿por qué estás aquí?

Elías dijo:

—SEÑOR, Dios Todopoderoso, yo siempre te he servido lo mejor que he podido, pero los israelitas han roto el pacto que tenían contigo. Destruyeron tus altares y mataron a tus profetas. Yo soy el único de tus profetas que ha quedado con vida y ahora me buscan para matarme a mí también.

El SEÑOR le contestó:

—Regresa Elías, tengo trabajo que quiero que hagas No eres el único que no adora a Baal, todavía me quedan 7000 en Israel que no doblaron la rodilla para adorar a Baal ni lo han besado.

De modo que Elías regresó y obedeció todo lo que Dios le dijo.

Cuando Elías se quedó sin fuerzas, Dios le dio pan para comer. Después Elías se quedó con fuerza para caminar hasta el monte de Dios. Allí se encontró con Dios y Dios le podía explicar los que el quiso que haga.

 


Manualidad

¿Qué necesitas?

modelo impreso

alambre delgado 20 cm por niño

tijera

colores

goma

cartulina

chincha con agarrador

¿Qué hacer?

Colorear y cortar el modelo. Pegar el modelo para la caja y el palo en cartulina. No pegues Elias en cartulia para que pueda correr bien.

Doblar la caja y pegarlo. Hacer hueco con chincha. Doblar alambre siguiendo el modelo. Meter el alambre en los huecos. Juntar la caja y Elias usando el rectangulo.  Doblar y pegar los pies al alambre. 

Descargar PDF modelo

 

Compartir en el culto

Jesús dijo que tenemos que ser como los niños para entrar al reino de Dios. Los niños pueden contribuir en el culto en compartir lo aprendido en la escuela dominical. Además de ser una ayuda en la fe para los adultos, muestra lo que los niños han trabajado y será de ayuda para los padres en fortalecer lo aprendido en casa.

Aprender y compartir el versiculo:

Elías comió y bebió pretender comer y beber

y recuperó sus fuerzas, levantarlos brazos mostrando fuerza

 y con aquella comida pudo caminar caminar en el sitio

durante cuarenta días con sus noches, mostrando 40 con los dedos (10 x 4)

hasta llegar a Horeb, el monte de Dios. formar un monte con los brazos

1 Reyes 19:8

 

Atribución: Imagenes en la portada: FreeBibleimages encontradas en imagenesbiblicasgratis.com.