23 de Junio del 2024

La hija de Jairo, y la mujer que tocó el manto de Jesús.

La hija de Jairo, y la mujer que tocó el manto de Jesús.


Última Actualización: 28/05/2024 16:46 Nro de Vistas: 406

En lo siguiente encontraras varias ideas de como compartir este mensaje a los niños. Escoge las ideas que sean mas aptas para la escuela dominical de tu iglesia.

Imprimir lección

 

Texto principal: Marcos 5: 21-43

Textos de lectura : Salmos 30,  Lamentaciones 3: 22-33 2 Corintios 8: 1-9, 13-15 
 
 

Versículo Biblico

 Pero Jesús, que oyó lo que decían, le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas. Sólo debes creer.» 

Marcos 5: 36

 

Puntos claves

•Jesús sanaba a la mujer y la hija de Jairo.
•Jesús siempre tiene tiempo para quién lo necesita.
•Aunque parece que las cosas están fuera de control, Jesús siempre tiene solución.

Visualizar

Como adultos somos muy verbales y damos mucha importancias a las palabras que decimos. En comparación, los niños aprenden con todos sus sentidos. Para un mejor aprendizaje de los niños es importante no solo basarnos en la enseñanza verbal, pero también enseñar por medio de los otros sentidos. Usar maneras de visualizar la historia que contamos mejorará el entendimiento de los niños. Encuentre ideas de la visualización abajo.

Opción 1: Franelografo

   

Mucha gente está con Jesús cuando viene Jairo.

   

Una mujer enferma toca la manta de Jesús. Jesús habla con ella.

Jesús entra al cuarto de la niña muerta con Pedro, Santiago y Juan. Jesús dice: "Levantate" y la niña se levanta.

También se puede usar la explicación en la Manual del Maestro de Betty Lukens lección 120.

Opción 2: Mostrar imágenes

Encuentra imagenes en imagenes biblicas gratis Imprime algunas de las imágenes. Al desarrollar la historia muestra las imágenes, también puedes pegarlas en la pared. El planificador de historias te ayuda a contar la historia.

Lars-Goran Ronnberg 

Opción 3: Mostrar modelos

Usar los modelos de la manualidad encontrado abajo.

Captar la atención

Dos problemas a la vez:

Pedir a un niño voluntario que trabaje dos desafíos a la vez. Dale una hoja de trabajo (puede ser una hoja de trabajo que sobró de otra lección o puede descargar el laberinto abajo. Mientras que lo esta solucionando la tarea escrita, tiene que responder preguntas matemáticas que se le dirá oralmente. Poner alarma en dos minutos y decirle que tendrá 5 puntos por resolver la tarea escrita y 1 punto por cada solución correcta de las preguntas matemáticas. Intenta hacer la situación estresante.

Jesús casi siempre tenía a su alrededor personas pidiendo que le ayude. Pero no se estresaba y siempre tomo el tiempo necesario para ayudar a las personas.

Descargar laberinto

Qué nos dice la Biblia

La gente se ha entereado de que Jesús hace milagros, y cada vez más gente se reune donde esta. Llegó uno de los dirigentes de la sinagoga que se llamaba Jairo.

Cuando vio a Jesús, se arrodilló ante él y le rogaba mucho:

—Mi hijita está a punto de morir. Te pido que vengas y coloques tu mano sobre ella para que se mejore y siga con vida.

Jesús se fue con él y mucha gente lo siguió. La gente apretujaba a Jesús por todos lados.

 Había allí una mujer que llevaba doce años sufriendo de flujos de sangre.  Había sufrido mucho bajo el cuidado de varios médicos y había gastado todo lo que tenía sin ninguna mejoría. De hecho, cada vez se ponía peor. La mujer oyó hablar de Jesús. Pasó en medio de la gente hasta llegar a Jesús por detrás y le tocó su manto.  Ella pensaba: «Si sólo puedo tocar su manto, quedaré sana». Apenas lo tocó, la mujer dejó de sangrar. Sintió que su cuerpo había quedado sanado de la enfermedad.  

En ese momento Jesús se dio cuenta de que había salido poder de él. Se detuvo, dio vuelta y preguntó:

—¿Quién me tocó el manto?

 Los seguidores le dijeron:

—Hay tanta gente empujando y tú preguntas: “¿Quién me tocó?”

 Pero Jesús siguió mirando para saber quién había sido.  La mujer sabía que había sanado. Así que se acercó y se arrodilló a sus pies. Ella estaba temblando de miedo y le contó toda la verdad. Luego, Jesús le dijo:

—Hija, tu fe te ha sanado. Vete en paz y sin ninguna enfermedad.

 

Cuando Jesús estaba todavía hablando, llegaron mensajeros desde la casa del dirigente de la sinagoga y le dijeron:

—Tu hija ha muerto, ¿para qué molestas más al maestro?

 Pero Jesús no les hizo caso y le dijo al dirigente de la sinagoga:

—No tengas miedo; sólo cree.

 

Jesús permitió que sólo Pedro, Santiago y su hermano Juan lo acompañaran. Cuando llegaron a la casa del dirigente de la sinagoga, Jesús vio el alboroto de la gente que estaba llorando y lamentándose mucho.  Jesús entró y les dijo:

—¿Por qué tanta confusión y llanto? La niña no está muerta, está dormida.

La gente se burlaba de él, pero Jesús los hizo salir a todos y entró sólo con los padres de la niña y con los que lo acompañaban. Jesús tomó la mano de la niña y le dijo:

—Talitá, cum (que significa “óyeme pequeña, ¡levántate!”).

Al instante, la niña que tenía doce años, se levantó y empezó a caminar. Todos quedaron completamente atónitos.  Jesús dio órdenes estrictas de que no le contaran a nadie lo que había ocurrido. Luego les ordenó que le dieran de comer a la niña.

Manualidad

¿Qué necesitas?

  • modelo impreso
  • cartulina
  • colores
  • goma
  • tijera

¿Qué hacer?

1. Cortar y colorear los modelos. Cortar por la línea punteada en la manta de Jesús.  Doblar la cartulina dejando aproximadamente 1 centímetro de "piso". Doblar otra vez en el medio dejando la cartulina como el imágen 1. Pegar Jesús desde la cinturón hacia arriba, dejando sus pies en el "piso". Deslizar la figura de la mujer por la linea punteda en Jesús. Arrastrando como indica la flecha, la mujer toca la manta.

     

2. Cortar y colorear los modelos. Cortar por la línea punteada en la cama. Cortar el círculo punteada en la cama. Doblar como indica el imágen. Ahora puedes hacer que la niña se levanta usando tu dedo.

Descargar modelo

Compartir en el culto

Jesús dijo que tenemos que ser como los niños para entrar al reino de Dios. Lon niños pueden contribuir en el culto en compartir lo aprendido en la escuela dominical. Además de ser una ayuda en la fe para los adultos, muestra lo que los niños han trabajado y será de ayuda para los padres en fortalecer lo aprendido en casa.

Compartir el versículo:

 Pero Jesús, que oyó lo que decían, le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas. Sólo debes creer.» 

Marcos 5: 36

 

Atribución
​Imagen de portada y de  ¡Qué nos dice la Biblia? Lars-Goran Ronnberg desde la pagina imagenes biblicas gratis